domingo, 2 de agosto de 2009

El geógrafo de subterráneos

Mi mente es un universo de subterráneos. Algunos son pequeños en longitud y profundidad. De otros no sabría decir ni cómo son. Y tengo la certeza de que hay otros que...ni siquiera he descubierto...

Hace tiempo que descubrí que yo era un ser subterráneo. Con muchas oscuridades y muchas irregularidades. Tantas que harían falta varias vidas para catalogarlas...

Os preguntaréis que qué es eso de ser un ser subterráneo...Es una buena pregunta...aunque quizá no sepa responderla...quizá si cuento cómo me convertí en geógrafo de subterráneos...

Un día me dí cuenta de que mi memoria fallaba. Fallaba cuando quería rememorar las emociones. Tanto las positivas como las negativas. Podía recordar cualquier hecho, pero era el hecho concreto, aséptico, sin olores, sin imágenes, sin emociones...como si fueran ecuaciones matemáticas...

Aquello no me había pasado hasta entonces. Previo a ese día, cuando recordaba algo, lo recordaba con todo su contexto asociado...con toda la riqueza de sensaciones...parecía que volvía a ese momento pasado...

Sin embargo, ahora, no me sucedía eso. Mis recuerdos se habían convertido, de pronto, en ecuaciones matemáticas. Adónde se había ido todo lo demás, es algo que desconocía, que me desconcertaba...pero estaba seguro de que debían de estar en algún sitio...

En algún sitio de mi cerebro...seguro...así que, después de la sorpresa inicial, me puse a investigar...las emociones se debían de haber escondido. Por alguna razón, habían decidido escabullirse, pero sin duda, debían de seguir estando dentro de mí, porque cuando soñaba, soñaba con emociones.

Así que, sí, debían estar en algún sitio, subterráneo, en algún lugar de mi geografía...subterránea...aquella que estaba bajo mi piel, oculta a la luz y a la vista...de los demás...pero no de mí mismo...no de mi mirada interior...

Era cuestión de mirar...y así fue como decidí ser geógrafo de subterráneos...de mis propios subterráneos...

Tuve que aprender a mirarme, desde fuera, desde dentro, desde los lados, desde todos los puntos de vista que se me pudieran imaginar...y conforme iba avanzando mi mirada, los subterráneos se multiplicaban...al principio parecían simples, pero a medida que pasaba el tiempo, descubría que...dentro de un subterráneo había otro y luego otro y luego otro...y así...casi hasta el infinito...convirtiéndome, casi por completo, en un ser con infinitos huecos, recodos, muros, pasadizos...un ser subterráneo...

Y mis emociones...y mis recuerdos...y mis pensamientos...navegaban libremente por ellos...saliendo a la superficie, a veces, cuando yo los requería...y la mayoría de las veces...escondiéndose en los más recónditos...a su libre albedrío...y yo, poco podía hacer, más que ser...un notario de mi propia geografía...

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi querida y espeleóloga Electra:
¡Qué cosas nos cuentas! ¿Cómo creerte? Resulta que recuerdas los hechos, pero no las emociones asociadas a ellos, que, a lo que parece, se esconden, esquivas y juguetonas, en los recovecos de una inextricable red de galerías interiores a ti, que evocan las antiguas catacumbas.
No es posible dar crédito a lo que dices. ¿Desde cuándo te pasa eso? ¿Son recientes o antiguas las emociones que no puedes volver a revivir? Quizás te pase también en la actualidad y hayas alcanzado un estado en el que ni sientes ni padeces, en el que tus actos no vayan acompañados de sensaciones.
¿Cómo creerte, reitero? ¿Es posible recordar un hecho y no todo lo asociado a él? Deduzco de tu escrito que no puedes recordar ni volver a degustar si un hecho concreto despertó en ti amor,odio, frustación, cólera, rencor, ojeriza, esperanza, orgullo, gratitud... Si eso te ocurre, sólo cabe pensar en que hay un grave déficit funcional en tu cerebro, pero por aquí llegamos al absurdo, pues has dado sobradas muestras de poseer una cabeza y nivel intelectual muy por encima de los que tenemos el común de los mortales.Por tanto, por reducción al absurdo, cabe probar que lo que dices no responde a la realidad, casi siempre más sencilla de como queremos pintarla.
Yo más bien creo que, como en tantas otras ocasiones, nos lanzas una red en la que quedemos prisioneros y no tengamos más remedio que adentrarnos en tu exposición, por quimérica que sea, mientras tú sonríes maliciosamente.

Electra dijo...

Mi querido anónimo,

me alegro que vuelvas a escribir en este blog. Lo que escribo es lo que pienso sobre cómo somos, en este caso, sobre cómo soy yo. Creo que tengo miles de cosas que no sé que tengo y otras que he tenido que no sé adonde fueron...

Cuando algo te bloquea, ¿dónde están las emociones?. Sólo sientes el bloqueo... cuando quieres recordar algo y no puedes, ¿dónde está el recuerdo?, cuando crees que eres de una manera y actúas de otra, ¿dónde se fue la persona que creías que eras tú?...¿por qué a veces deseas mucho una cosa y luego, cuando la tienes delante, haces algo totalmente opuesto a lo que quieres hacer?...

Anónimo dijo...

Los bloqueos se pueden deshacer. Siempre que tengamos la conciencia del bloqueo, existe la opción de deshacerlo.
Incluso, se pueden deshacer varios bloqueos a la vez.

Soy Seam...
6 Agosto 2009

Anónimo dijo...

EL HOY y EL FUTURO

Ultimamente resulta dificil el comentario . Solo quiero decir , Electra , que la inteligencia , la sabiduría , la creatividad , ... deben ponerse en todo momento al servicio de la vida , del futuro . Lo pasado , pasado está ; las decisiones que un día se tomaron seguro que tenían sus buenas razones entonces aunque hoy , con la perspectiva del tiempo pasado , no lo parezcan así o incluso las tengamos olvidadas .
Trabajemos para el futuro . Analizar el pasado resulta muy dificil porque ahora todo ha cambiado y los puntos de vista , la educación , la experiencia , ... son distintas . El pasado ya forma parte de nosotros y ha servído también para formarnos y darnos unas capacidades innatas que no podemos evaluar que parte corresponde a cada uno de nuestros infinitos aprendizajes . Por lo tanto , miremos al futuro y trabajemos cada día por lo que está por venir ; ahí está nuestra vida .

Fdo.- Argonauta.

Electra dijo...

...pero esta nota no trata sobre el pasado...es una reflexión sobre lo complejos que somos...y lo poco que podemos hacer para conocernos más...porque por mucho que hagamos...sólo alcanzamos a conocernos en un miserable porcentaje y el resto...sólo acertamos a apuntar sin precisión...un atisbo de nuestras características...

Anónimo dijo...

Electra yo lo que digo es que para conocerse mejor uno a sí mismo no es necesario revolver en el pasado ,hay que actuar en cada momento con el conocimiento y la total aplicación de las cualidades de cada uno a las circunstancias del momento . Cada uno va adquiriendo así sus posibilidades y su propia valoración , con independencia de lo que los demás le consideren.
Es decir , que por mucho que medítes sobre ti mismo , dificilmente te vas a conocer mejor . Casi todo mundo sabe bien por qué actuó en cada momento en la forma que lo hizo , aunque ese por qué tenga poco fundamento o fuera un poco a la ventura.
Lo que ocurre es que a veces no actuamos como nuestra razón nos dice sino como en ese momento nos es más cómodo , más impositivo , más temperamental , ... y , con el tiempo , decímos por qué actué así . Yo lo que digo es que entonces había buenas razones , las que fueran , y esas buenas razones son casi siempre innatas , inexplicables después , automáticas , ... pero totalmente conocídas para ti mismo . No hay que rebuscar después para conocerlas y conocerse. Lo que hay que hacer es aprender, para el futuro, a considerar otros elementos antes de actuar y hacerlo con más elementos a valorar .

Fdo.- Argonauta.

Anónimo dijo...

¿Por qué rebuscar tanto en el pasado?. Ya dije una vez, en un comentario anterior, que abandonamos el pasado con una maleta que debe de estar bien hecha, Pero no es cuestión de andar abriendo cada poco esa maleta. El futuro importa mucho más, aunque no tenga maleta.

"El pasado ya pasó y el futuro está por venir. El pensamiento del pasado es un hecho. El futuro es un tiempo mejor para invertir".

Rocío del Alba
9 Agosto 2009