domingo, 15 de julio de 2012

Vivir

Llevo días dándole vueltas a una pregunta, a una simple palabra de cinco letras, vivir, que encierra en ella el mayor de los misterios y el mayor de los milagros.¿Qué significa vivir?.

¿Que me levanto todos los días, que respiro, que duermo, que estoy despierta, que estoy dormida?.

No.

Vivir es mucho más que eso.

Vivir tiene que ver con abrazar el misterio. Con abrazar lo desconocido. Con abrazar de igual manera al dolor y al placer. A la felicidad y al caos. Al orden y al desconcierto.

Vivir tiene que ver con ir más allá de los límites conocidos. De aquellos que tú misma te pones y de aquellos que te ponen los demás.

Vivir tiene que ver con decir no. Vivir tiene que ver con decir sí.

Vivir tiene que ver con profundizar en tí mismo y darte cuenta de cómo el miedo y el dolor se hacen fuertes dentro de tí.

Vivir tiene que ver con enfrentar aquello que más miedo te da. Con plantar cara. Con darte cuenta de que tu historia, tus heridas, tus batallas, tus decepciones, tus ilusiones, y tus sueños, se alimentan de tí. Con darte cuenta de que eres la única que puedes decir basta.

Con identificar tu geografía subterránea y tu geografía aérea. Con dar pasos hacia la esperanza. Con querer ir siempre más allá.

Vivir tiene que ver con abrir tu corazón, tus oídos y tu mente. Con aceptar la realidad, con verla en su justa medida, sin trampa ni cartón.

Con mostrarte sin máscaras, sin roles, sin artificios.

Con pedir a los demás que se muestren sin máscaras, sin roles, sin artificios.

Con buscar espacios de crecimiento y de entendimiento. Con querer al otro tal y como es. Con quererte tú tal y como eres.

Con elaborar historias, y encontrar belleza en cada esquina. En cada punto de luz. En cada punto de oscuridad.

Con liberar la ternura que llevas dentro.

Con liberar a la niña que fuiste y está dentro de tí.

Con reír y con llorar. Con emocionarse. Con cantar y con volar.

Vivir no tiene que ver con enroscarse en el pasado, con esconderse dentro y allí adentro llorar, contando las heridas. Contando lo que no tuviste. Contando lo que no tienes. O sí, quién sabe, a eso he jugado también...

...lo único que yo sé, ahora, sobre vivir, es que es una palabra de cinco letras que encierra en sí misma, el mayor reto que tengo por delante, para que no ocurra, que, de repente, un día, me encuentre el sueño, y yo sienta que no hice todo lo que podía haber hecho...por vivir...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi querida Electra:

He escrito un pequeño comentario en tu página anterior. Escribiré otro sobre ésta, muy hermosa, otro día.

Anónimo dijo...

Mi querida Electra:

Antes de entrar en este escrito lo he hecho en el anterior. Mi desacuerdo con tu último comentario es total, absoluto. Veamos: Llamas oscuridad a la maldad y a las sombras; llamas sombras a lo que no nos gusta de nosotros mismos. Sin embargo, dices que no hace falta un diccionario específico para ti, porque son conceptos que no son tuyos y que ya han sido utilizados y citas un autor. Pues entonces, tendrás que dar una clave o el nombre del autor que ha utilizado esas palabras de manera espuria, para saber a qué atenernos. Ten presente que no todos los humanos hemos leido a todos los autores. Que dos autores pueden llamar lo mismo a cosas diferentes. Que todo lo que sea salirse de lo recogido en los buenos y periódicamente actualizados diccionarios (RAE, Espasa, Larousse, Panhispánico de dudas...)es provocar la inseguridad en el lector. Que el lenguaje es un código de convenciones con el que todos tenemos que estar conformes, so pena de convertir la comunicación en un galimatías caprichoso, al arbitrio de cada cual. Y esto que digo no es incompatible con la continua evolución de la lengua, y en particular de la nuestra, tan rica y pujante.

He de confesar que nada de esto ocurre en este magnífico "Vivir", de meridiana claridad, preciosa y precisamente escrito, con el que sólo cabe identificarse y suscribirlo. Me hubiera gustado ser yo el autor y con esto poco más puedo decir, como no sea felicitarte, mi querida Electra.

Como siempre hago alguna observación en contra, te diré que no estoy del todo conforme con lo del"mostrarse sin artificios". No si es una afirmación absoluta, sin escapatoria ni resquicio alguno. Existen convenciones, reglas de cortesía, lo que antiguamente se conocía como "urbanidad", que lubrifican la convivencia y las relaciones humanas y que pueden exigir una cierta, aunque pequeña,subordinación de nuestra personalidad, en aras de conseguir algo que muchas veces es fundamental.

Acabo reiterándote mi felicitación.

Electra dijo...

Querido Anónimo,
ya sabía yo que ibas a contestar en esa línea...
Podríamos entonces comenzar ahora un debate sobre el uso del lenguaje y de todos aquellos conceptos que no están en los diccionarios, porque hay muchos que no están...pero creo que no quiero debatir sobre eso, me pesa la necesidad de catalogación y de etiquetación muchas veces. Cierto que es una forma de procurar entenderse, pero también es una forma de limitarse...
Gracias por tus comentarios sobre "Vivir"