lunes, 23 de julio de 2007

Nuestra Señora La Sombra

En el mundo de la luz siempre hay sombras. En la oscuridad no. A la luz del día y a la luz de los demás, todos tenemos sombras. Todos somos el anverso y el reverso. Todos tenemos capacidad potencial para todo lo bueno y todo lo malo.

Cuando hay poca luz, apenas se distingue lo limpio de lo sucio. Cuando el desafio de una situación para nosotros es muy poco, apenas se distingue nuestra verdadera valía y nuestro verdadero coraje. Pasamos aceptablemente. Cumplimos.

Cuando hay mucha luz, hasta una pequeña mota de polvo se nota. Y molesta. Cuando el desafío es grande, muchos de nosotros nos descubrimos vacíos, con muchas motas de polvo que "afean" nuestro malentendido gran coraje y nuestra malentendida valía. Y entonces, nos retraemos. O nos superamos. Únicamente depende de nosotros. Y de nuestra sombra...

Porque realmente, nuestra sombra es nuestra Señora. Nuestro guardián y nuestro carcelero. Nuestra voluntad lucha todo el tiempo contra ella. Contra su afán de determinismo. Contra su afán de protagonismo. Contra su afán de expansión, para que esté presente siempre ella...que conoce nuestros miedos, nuestras debilidades, nuestros fracasos, nuestro pasado.

En su guarida teje constantemente, con todo aquello que nosotros relegamos al subconsciente. Porque nos hace daño. Porque no hemos sido capaces de resolverlo. Porque nos atormentaron con ello. Porque no nos gusta. Porque no podemos afrontarlo...y con ello nutrimos a la Señora, que, encantada, se alimenta y se regocija, atrincherándose y reservándose para la batalla.

Y llegado el momento, estamos nosotros solos, con nuestra voluntad como única arma, frente a la Señora, a la todopoderosa, a la que nosotros mismos dimos poder...

Y entonces sólo nos queda un remedio. Luchar. Luchar con la voluntad. Cara al frente y postura erguida. Comenzamos una batalla para ganar nuestro derecho a elegir. Elegir quiénes somos. Elegir a dónde queremos llegar. Elegir desde qué lugar enfrentamos el mundo. Elegir los recursos, internos y externos, que queremos ser capaces de manejar. Elegir...todo aquello que queramos elegir.

Y en esa batalla, sólo debemos recordar algo...nuestra Señora la Sombra, tiene poco poder en la oscuridad...y la luz...la luz está dentro de nosotros...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

INCURSIÓN en TERRITORIO AJENO .

Me meto donde no me llaman ... pero yo también siento curiosidad .Anónimo le ha pedído a Electra que explique el por qué de ELECTRA ( artículo sobre la esperanza ) y Electra hace una reflexión explicativa que no convence . Dice que la estrella no brilla y está triste . Eso no es así ni es así la Electra que escribe . Solo fué así en la mitología greco- romana ( Ovidio , creo ) que dice que Electra se tapa los ojos por no poder soportar el horror del incendio y destrucción de Troya ; por eso no se ve . La realidad es que la estrella Electra es una de las más brillantes de Las Pléyades ( después de Alcione y Atlas ) .Debemos tener en cuenta que Las Pléyades es uno de los fenómenos más importantes del cielo estelar , principalmente en otoño-invierno . Es un grupo de estrellas menores ( parece ser que más de 3.500 ) pero en conjunto son equivalentes a una gran estrella como Altair, Antares , Rigel ,.... , son de las más jóvenes y de las primeras que descubrió y honró el hombre . A título individual son estrellas de las que no se habla nunca pero que influyen como ninguna otra porque en todos los tiempos y en todas las culturas , las Pléyades son signo de estíma , reconocimiento , vigilancia ... y asombro . Por ejemplo , en la cultura maya se llega a predecir el tiempo observandolas ( según sea su visibilidad en grupo y la relativa de Electra sobre las demás ; Electra está en el centro ) . Se llaman también Las Hespérides ; Las Siete Cabritillas y cientificamente M45 .
Espero que la Electra que seguimos en estos comentarios nos aclare algo más sobre su precioso nombre .


En unos dias prometo escrir un comentario sobre La Sombra .

Fdo.- Argonauta.

Electra dijo...

Bueno, realmente lo que quería decir era que la elección del nombre no se debía a la Electra de Agamenón. Tampoco se debe a la Pléyade Electra. Simplemente es porque me gusta. Realmente, donde lo encontré primero fue en la obra de teatro "Electra o la caída de las máscaras" de Marguerite Yourcenar. Está basada en el mito de Sófocles de la Electra de Agamenón y se reflexiona en ella sobre nuestra verdadera naturaleza, sobre las máscaras que tenemos y que llevamos ante nosotros mismos y los demás. Copio una frase textual de M.Y. sobre el tema: "Caeré y volveré a levantarme con las rodillas despellejadas; aprenderé, no sin esfuerzos, a utilizar mis propios ojos y luego, igual que los buceadores, a permanecer con ellos abiertos".

Si tuviera que elegir algo más que estuviera detrás de mi elección, estaría antes la Pléyade Electra que la de Agamenón. Por lo que hay detrás de ella. Prefiero el sentimiento de pérdida y tristeza al sentimiento de venganza. Eso es todo. Cierto que no estoy ni soy triste, pero si tuviera que elegir entre venganza y tristeza, escogería tristeza, aunque sería temporal, porque si no me convertiría en víctima y eso va en contra de cómo soy.

Sobre si la estrella brilla o no brilla hay discusión. La mitología griega dice que no, porque Electra fue madre de Dárdano, fundador de Troya, y dejó de brillar al ser destruida esta ciudad, por tristeza. Aunque esto también varía según la versión que se lea. Su nombre, por cierto, significa la que brilla.

Anónimo dijo...

SE PARECE A LO MISMO

Me habeis dejado "pa allá" con lo que sabéis. Yo pongo mi sencilla opinión.

Con más o menos energía, siempre es lo mismo.
Cambia lo de sombra por energía y habrás solucionado la mitad del problema. Así nadie nos atormenta, aunque si pueden hacernos daño.

Se trata de limpiar nuestro campo de energía, de coserle los jirones que tiene hechos para que esa sombra que dice Electra, no pueda atacarnos. Luego hay que hacerle un bordillo a esa energía, y así, una vez limpia y recargada, valemos para casi todo.
Nunca, nunca jamás vuelvan a llamar sra. a la sombra, porque lo que están haciendo es, ustedes mismos descargar esa energía que tienen en su organismo y dando opción a que nos hagan daño.

Esto solo tiene un problema y es que somos nosotros mismos los que permitimos que la maldita sombra se aproveche y se alimente de nosotros. Luego también somos nosotros los que tenemos la culpa de parte de las desgracias que nos pasan.

Y ¿qué es eso de todopoderosa?. Él único todopoderoso aquí es DIOS, o Ese Alguien SUPERIOR que está allá.
Y luego está el Ser Humano, que es mucho más poderoso de lo que creemos y tiene una valía enorme, desde su especialidad hasta su trabajo general. Solo hay que saber administrar nuestras capacidades.

En un plano ideal, la energía del Ser Humano emana de su conexión interior con lo divino y fluye al exterior.
Esa energía es portadora de una sincronicidad perfecta que llega hasta nuestro YO superior (nuestras capacidades). D e esta forma se adquiere la conciencia completa de nuestra misión individual en este planeta (nuestra cultura, nuestra carrera, nuestra especialidad y nuestro trabajo).

Por desgracia siempre nos topamos con obstáculos (como la sombra que dice Electra) que nos sumergen en un estado de miedo que colapsa nuestros campos de energía.
Lo que se debe hacer es aprender a afianzar, recargar... tu energía superior para poder pemanecer con mayor frecuencia en la corriente positiva.

El miedo se presenta en nuestras vidas de una manera muy sutil, pero penetra en nosotros con gran rapidez.

Textualmente dicen las leyendas que:
"Puesto que el miedo y la ira nacen de la preocupación de perder algo, la manera de evitar esas emociones es desapegarse de todo posible desenlace".

Creo que fue Buda, el que trabajó y escribió mucho sobre el desapego a las cosas que hacemos. Y he dicho "desapego" y no "despreocupación" que son dos cosas bien distintas.
Por cierto ¿conocen la meditación que hiza Buda de los mosquitos y una vela encendida?. Pues no tiene ningún desperdicio.

A menudo lo que obtenemos en la vida es diferemte (y ahora estoy copiando textualmente de un libro que leí hace mucho tiempo y del cual hice algunas reseñas), de lo que habíamos deseado. Pues entonces. Hay que desapegarse de lo que queríamos hacer y encontrar un pensamiento positivo que nos permita seguir adelante.
Haciendo esto se mantiene nuestro nivel de energía muy alto, nuestro campo de energía muy potente, y por mucho que la sombra luche, e intente hacernos daño, podemos ser más fuertes que ella.
Es decir, debemos creer con fe poderosa que estaremos a salvo de los problemas que tengamos en ese momento.
¿Qué fue lo que hicieron y hacen los grandes místicos de las religiones?. Pues destacar la importancia de obrar a partir de una fe absoluta (esto lo dice una amiga que tengo yo que sabe mucho de esto). Pues entonces...

Pero el conocimiento humano es y será siempre incompleto, y otra vez con el hombre hemos topado ¡con lo bien que íbamos!.

Yo hablé en un plano ideal, es cierto, pero si nos bajamos a la tierra, también es fácil pensar en esto y aplicar.

Yo lo veo así:

La luz puede a la oscuridad.
El día puede a la noche (hay más horas de día que de noche).
Con la luz de una vela hasta se puede trabajar.
Entonces ¿qué es la sombra y la oscuridad? una pura entelequia que con un soplo se pueden apartar. Pero para eso tu campo energético tiene queestar fuerte, sano , robusto y hasta brillar.
Yo creo que esto es volver sobre lo mismo. Si sabes limpiar, cargar y emplear bien tu energía, te vas a ahorrar un montón de preguntas como éstas. Y vas a trabajar con la voluntad por eso que anhelamos todos y que se llama LIBERTAD.

Este pensamiento es para Electra, y para el que quiera olvidarse de la oscuridad, pero hay que ponerle un poco de voluntad.

" La energía aumenta la capacidad de discernimiento. Y el discernimiento lleva a la sabiduría que es donde se asienta la voluntad.
Si la energía se malogra y vence la oscuridad, ¿qué pasará con la sabiduría?. ¿Temblarán los cimientos de la voluntad?.
¿Y si la voluntad tiembla ¿Quienes somos?. El mundo ¿Quién lo va a poder sujetar?.

Pensad...


28 Julio 2007
Rocío del Alba

Anónimo dijo...

LA SOMBRA

Electra , bien por el artículo . Pero quiero hacerte algunas precisiones :

* En primer lugar , no es verdad que en la oscuridad no halla sombras . La sombra se prodúce por ¨arranque¨ de partículas de cualquier objeto por los rayos de todo tipo que inciden sobre él . De tal forma que existen sombras producídas por el sol , por las estrellas de nuestra galaxia ; por todas las estrellas del universo ;... y por todo aquello que sea capaz de producir cualquier tipo de radiación que incída sobre él . Por lo tanto , en la oscuridad también hay sombras ya que existen radiaciones que nos llegan ... aunque no las veamos .

* Identificas , y se tiende en general a ello , la luz con lo bueno y la sombra con lo malo . Y no es así . Es tan natural la luz como la sombra . No existe luz sin sombra , pero la viceversa no es cierta ya que la luz es un tipo específico de radiaciones y hay muchisimas otras que no se ven , no prodúcen luz pero si generan sombra . Solo es verdad lo tuyo en el sentído figurado , generalmente admitído , de identificar la luz con lo positivo y la sombra con lo negativo .

* Realmente la sombra se identifíca más con nuestro desgaste ; con nuestro envejecimiento ;.... y su acúmulo tiene que ver con la medída de la energía gastada en hacernos vivir ( a los seres vivos ) o en transformarnos .

Por todo ello yo cambiaría el último párrafo de tu escrito y pondría : ¨Y en esta batalla n/ Sra. La Sombra tendrá poco poder si La Luz está dentro de nosotros ¨ .

Fdo.- Argonauta.