domingo, 25 de noviembre de 2007

La medida del alma

Hubo una vez en la que el hombre soñó que era algo más que un animal. Que, en realidad, frente a su cuerpo material y caduco, era algo etéreo, inmanente y trascendente. Que, en realidad, era alma.

Que estaba aquí de forma transitoria y según fuera su realidad, podía llegar a estar encerrada. El mundo era su cárcel y el día de su muerte, liberada, empezaba su verdadera vida, empezaba a ser lo que era en esencia.

Hubo algunos que creyeron que habían estado aquí muchas veces, cumpliendo con la ley del karma, lo que les proporcionaba un cierto consuelo frente a las adversidades y un cierto refreno a los malos instintos. Un colchón de ética.

Una gran mayoría, esperanzados, volcaron sus ilusiones de inmortalidad en el etéreo concepto del alma. Una gran mayoría, también, esperanzados, añadieron al etéreo concepto, sus deseos de no padecer sufrimientos. Inmortalidad y felicidad como medida del alma.

Y, con ese colchón, andan de puntillas por la vida, esperando al minuto siguiente a su muerte física. Que les hará inmortales. Que les hará libres...y que les hará felices.

Apuestan su capacidad de controlar su vida a una sola carta. Etérea. Ladrona de poder y de control. Ladrona de coraje.

Unos pocos, no esperanzados, entienden que, quizá, son algo más que cuerpo, pero no se atreven a apostar más que por el poder y el control. Sobre su propia vida. Sobre su propio cuerpo. No tienen forma de medir lo etéreo. Ni quieren.

Y otros, que entienden que son sólo cuerpo, sólo apuestan por la experiencia. Del aquí y del ahora. El futuro no existe y lo etéreo tampoco. La medida del alma es nula para ellos.

Y...entonces... frente a estas realidades, ¿hay alguno que se cuestione su postura?, ¿hay alguno que, de verdad, quiera saber, cuál es la medida de su alma?...

9 comentarios:

Anónimo dijo...

ESTADOS DEL ALMA

El hombre es un estado del alma en el que se acomodan las emociones vividas y no vividas. Con un traje hecho a medida de la realidad material que tú quieres ser. Ese traje es el que caduca. Y fijénse que yo pienso que tampoco el traje caduca del todo, porque cuando tu alma o tu espíritu se va, aquí queda tu realidad (las cosas que hiciste) y su medida (los proyectos que dejaste escritos).
Yo creo que el alma es una cosa sobrenatural. No es tangible, por lo tanto no tiene medida. Se podrá medir su entorno (cosa muy discutible), pero no su realidad, porque siempre podrá ser mayor de lo que es.

Tenemos un alma o un espíritu que nos ayuda a hacer realidad nuestros proyectos, incluso vivimos por y para esa realidad. Hasta los que se dedican a la meditación, ven en ella la realidad de sus proyectos.
Entonces pienso yo que el alma no debe de tener medida, ni un sitio determinado donde esconderse. El espíritu tiene que ser libre para realizar el proyecto de su vida aquí, y luego desempeñar las funciones que le sean establecidas en esa otra realidad que algunos llaman Karma, y que dependiendo de lo que por esa palabra se entienda (hay mil definiciones), hasta se puede tener razón.
El alma puede ser un estado de la consciencia al que el hombre no tiene acceso desde aquí, pero que está a un paso de poseerlo. Y será en ese paso donde alcance el Ser la inmortalidad y la felicidad, porque la espiritualidad lleva consigo un crecimiento y un desarrollo más lento, que se logra cuando el espíritu está en conexión armónica con la mente.
Cuando estas condiciones se dan juntas, el hombre llega a completar su máximo proceso evolutivo. Incluso puede llegar a un grado de inmortalidad considerable, aún estando aquí. Con lo cual el futuro deja de existir para él y lo sobrenatural no tiene el grado que nosotros le damos. Simplemente es un adjetivo añadido al proceso evolutivo que completó, y que a partir de ahí tendrá otra fase.

Contestando a tus preguntas, Electra. Yo no me cuestiono para nada mi postura. Es más estoy absolutamente convencida de que mi espíritu completará al máximo su proceso evolutivo, adquiriendo un poder que lo acoplará instantáneamente al grado sobrenatural que se le asigne en su momento. Con lo cual, el paso que haya de dar, será simple y llanamente un (como dice mi amiga) cambio de nivel, en el que habrá una transformación energética que de alguna manera conectará el espíritu con lo que allí sustituya a la mente. Y si me apuras un poco, casi se en que consiste esa sustitución. Lo que me sería bastante difícil es explicarlo.. Pero tú que eres muy inteligente (por lo que parece), estudia las transformaciones y tramutaciones de la energía y piensa lo que es el momento de la concepción y el abandono mortal de este mundo. ¿Se parecen?. Pues por el medio está todo el "intríngulis" del espíritu, el alma y el cuerpo. A mi intríngulis no quiero ponerle medida.

Pero visto desde el nivel físico que tenemos ahora mismo, se podría decir que:
"La medida del alma es todo lo que puede abarcar el pensamiento, parecer, imaginación, saber, sentir y ser".

Si lo piensas un poco más, y a esto último le añades lo etéreo, puede resultar que:
"Cuando la energía transforma la mente y el espíritu busca un nuevo lugar, esa transformación desemboca en la inmortalidad.
Si en ese momento el proceso evolutivo se completó: ¿En qué paso crees que estás?. ¿En qué nivel se podrá tu alma estabilizar?.


Rocío del Alba
27 Noviembre 2007

Anónimo dijo...

Acabo de descubrir este blog y me gustó. Voy a exponer la teoría que tengo sobre este concepto tan abstracto que es el alma.

Según dice el Panteismo: "El alma Universal sería Dios y cada ser, una porción de la Divinidad"

Pero yo creo más en la individualidad del alma como un ser moral, independiente procedente de algún ¿espíritu encarnado. O de algo que no se pudo crear porque ya existía en otros mundos, o que fue creada en otros mundos y, ahora existe con nosotros sobre la tierra.

Vamos a dar esto último por supuesto, y entonces el cuerpo del alma no es más que su envoltura.
Así pues, el hombre tiene dos naturalezas:
1ª El cuerpo con naturaleza animal y con los mismos instintos que ellos.
2ªEl alma, ser inmaterial, espíritu encarnado en el cuerpo.
Y un lazo que une el cuerpo y el espíritu. La muerte es la rotura de ese lazo, que es un principio intermedio entre la materia y el espíritu. Entonces es algo semimaterial y la rotura de ese lazo destruye la parte más material, y el espíritu conserva la 2ª que le constituye un cuerpo etéreo, invisible para nosotros en estado normal, y que se puede hacer visible y hasta tangible accidentalmente.

Entonces: ¿Cómo se le va a poner medida a algo tan, tan...?.

Y como este blog tiene una dimensión bastante espiritual, la responsable de él, o alguno de sus visitantes podría responder a esta cuestión:
¿Dónde se creó, o de dónde salió en definitiva el alma?.


Suscribe: Laneg
28 Noviembre 2007

Anónimo dijo...

Leo, que al principio, la humanidad explicaba la muerte como la separación, del cuerpo de algo que llamaron alma.
Parece que más cerca de la naturaleza y con facultades sensitivas más agudizadas, algunos percibían ese algo.

Al correr del tiempo algunas culturas negaron el alma a los seres vivos que no fueran humanos. Animales y plantas fueron desposeídos de alma.

Asimismo alguna religión llegó a negar el alma a las mujeres.
Creo que ha rectificado.
Qué avance!, si con el tiempo se rectifica también para el resto de seres vivos e inertes. Curiosamente estaríamos como al principio.

¿El alma está en el estómago?Claro, muchas de las sensaciones se notan allí antes que en otro lugar. No me extrañaría en muchos casos.

¿El alma está en el cerebro y es el resultado de interacciones químicas y eléctricas? Tal vez.

El alma no está sujeta a espacio y tiempo dicen otros. Y lo prueban con experiencias telepáticas y mentales, extraordinarias por cierto.

La ley del Karma, por lo que he entendido, dice que, causas y efectos se propagan a través de nuestras múltiples vidas, por tanto doy por supuesto la reencarnación. Un cuerpo nuevo para la misma alma.

Por lo poco o nada que conozco del budismo, las reencarnaciones son comúnmente aceptadas por sus especialistas y probablemente demostradas, no sólo cuestión de fe. No en vano, de el propio Dalai Lama y de algunos de los lamas más importantes, se buscan e identifican por el mundo entero sus reencarnaciones, que son cuidadas y educadas en el Budismo perpetuando al personaje.

Casualmente, hoy, el periódico informa que el Dalai Lama someterá a referéndum entre los budistas del mundo el sistema de sucesión de
la figura que él encarna. Es un golpe bajo? o es que después de tantos siglos de responsabilidad se ha cansado de su papel y democratiza el sistema?

De naturaleza energética, espiritual, realidad que no podemos alcanzar... parece que el ser humano necesita unas cuantas evoluciones para entender. Puede que se alejara del camino correcto. Sentir, percibir.

Este discurso me aboca al “aquí y ahora”, y sin embargo esperanzado
A pesar del lío de leer a filósofos, teólogos, psicólogos, paranormales, etc.
Un alma trascendente, inmortal que dé la medida, ayude y conduzca hacia ese despertar que llaman Nirvana.

Tengo que aplicarme.

Delta

Anónimo dijo...

Estoy copiando casi literalmente de un libro cualquiera que, de repente, cayó en mis manos.
Una especie de formulación de un decálogo entre el espíritu y la materia; y Dios por encima de la formulación del decálogo.

1º el Espíritu es el principio inteligente del Universo.
2º la inteligencia es un atributo esencial del Espíritu, pero el uno y la otra se confunden en un principio común. De modo que debería ser lo mismo.
3ºEl Espíritu y la materia son distintos, pero es necesario la unión de ellos para que la materia sea inteligente.
4ºCuando nuestros sentidos aprendan a percibir el Espíritu, desaparecerá la materia.
5ºCon el pensamiento se puede concebir el Espíritu sin la materia.
6ºHay dos elementos generales en el Universo: La materia y el Espíritu, y por encima de todo, Dios. Los tres juntos son el principio de todo lo que existe. La Trinidad Universal.
7ºAl elemento material hay que unirle el fluido universal que hace las veces de intermediario entre el Espíritu y la materia.
8ºEse fluido es suceptible de innumerables combinaciones que producirán gran variedad de cosas, de las que solo conocemos un pequeño número.
9ºEste fluido universal tampoco es la electricidad, porque ésta, no es mas que materia más perfecta.
10ºPor tanto el hecho patente es que:
-Hay una materia que no es inteligente.
-Un principio inteligente independiente de la materia.
Por encima de esto hay una inteligencia que domina todas las cosas, que las gobierna y que se distingue de ellas por atributos esnciales. Esta inteligencia suprema es la que se llama DIOS.

Empieza y acaba este decálogo pregúntándose uno:
¿la materia es eterna como Dios, o fue creada por Él en algún momento?.

Eso solo DIOS lo sabe. Una cosa si es cierta y todos lo sabemos. Dios nunca ha estado inactivo ni ocioso. Entonces volvemos al primer punto del decálogo. Estamos igual que al principio.


Soy SEAM, estudioso del Espíritu y practicante con la Materia.

30 Noviembre 2007

Anónimo dijo...

LOS SERES VIVOS y el ALMA

Este comentario pretende fijar una posición entre las diferentes alternativas que sobre este tema propone Electra en su artículo . Y muy breve .

Todos los seres vivos tienen ALMA ya que esta es la proveedora de la VIDA . Un ser vivo cualquiera es susceptible de poseer , como máximo , TRES componentes vitales y como mínimo DOS . Y esto será en función de la CATEGORÍA de su vida . Los tres componentes son:
- Su cuerpo material.
- Su protocolo de desarrollo.
- Su instinto vital.

Los dos primeros , con las diferencias lógicas para cada especie y materia , los tienen todos los seres vivos , tanto los de base orgánica como inorgánica y se dan tal como lo conocemos en nuestro sistema solar y bajo la influencia directa de la energía procedente del sol fundamentalmente . No sé si será lo mismo o no en otros sistemas estelares ; en principio podría ser .
El tercer componente no es posíble bajo una energía de tipo estelar , ya que esta es siempre con contenído material y su función es la de permitir la existencia de la materia y de su desarrollo . Por tanto el tercer componente necesíta un proveedor más sutíl y mucho más evolucionado y capaz de trasladar automaticamente el instinto vital a la vida justo cuando esta aparece , es decir , en el momento mismo en que empieza a desarrollarse el protocolo vital . Es , hoy por hoy ,un misterio científico .

Fdo.- Argonauta.

Anónimo dijo...

Los seres humanos somos como las pompas de jabón, creo. Somos más grandes que lo que lleguemos a comprender.

Anónimo dijo...

Está demostrado que el espíritu está rodeado de una sustancia muy vaporosa y muy ligera, que lo sostiene y le permite trasladarse de un sitio a otro.
Entonce, cuando el espíritu que habita en mundos superiores, baja al nuestro y se instala en nosotros, se envuelve en el fluido universal de cada uno. Por eso es distinto en todos nosotros.

¿Sería esta la explicación de por qué los sentimientos de nuestra alma son tan distintos los de unos y los de otros?.
Y ¿por qué, en general, aparte de los genes, la química y lo físico; las personas somos tan distintas?.

Electra, tú como responsable del blog, te puedo preguntar: ¿Qué piensas sobre la relación que pueda haber entre el alma y el espíritu?.


Soy SEAM...
10 Diciembre 2007

Electra dijo...

Hola SEAM,

la pregunta que planteas tiene, a mi entender, relación con otra que planteaba Laneg el 28 de noviembre, que era, ¿dónde se creó el alma?.

Para mí, el tema del alma, su existencia, su significado, su origen, etc. es una de las preguntas fundamentales para las que querría tener respuesta concreta y veraz. Respuesta basada en hechos probados y demostrados.

Al no existir todavía esa respuesta, nos tenemos que conformar con hipótesis o con dogmas. Los segundos son las respuestas que nos dan las religiones, pero prefiero tener mis propias hipótesis, asi que, trataré de exponer mi hipótesis sobre el tema, teniendo en cuenta que seguramente la modificaré con el paso del tiempo. Es mi hipótesis o más bien, porque no la puedo demostrar fehacientemente, es mi deseo.

Actualmente pienso que existe un espíritu superior (llámase Dios, Alá, Yavhé, ...) que, por alguna razón, ideó el universo. Que este universo es cien mil veces más desconocido que conocido por el hombre. Que este espíritu no sólo ideó el universo sino que lo contiene. Y contiene, por tanto, todos los seres vivos conocidos.

Estos seres vivos, de alguna forma, están conectados con él. Todos los seres vivos, no sólo los hombres. Y esta conexión, bien pudiera ser el alma. Entiendo que puede haber alma desde el momento en el que hay valor y voluntad.

No la fundamento en las emociones porque está demostrado que las emociones nacen, viven y mueren en el cerebro, en las reacciones químicas y físicas.

La fundamento, en el hombre, en el valor y en la voluntad, porque hasta el momento, nadie ha sabido de dónde salen. Son inherentes a un individuo concreto y demostrarlas sólo dependen de él. Es la que aprende a manejar y maneja el "robot" que el cuerpo humano es.

Esta es mi hipótesis o más bien mi deseo.

Gracias por tus comentarios y tus preguntas.

Electra

Anónimo dijo...

Este es el último comentario que hago sobre el tema, pero es que para mí es apasionante.

El Universo es desconocido para el hombre porque nuestro cerebro está muy poco desarrollado. Entonces los avances científicos no pueden progresar más. La ciencia no puede ir más allá de los límites fijados por ¿quién?.
La ciencia y el hombre, amontonan sistemas sobre sistemas y al día siguiente se da cuenta de los errores que ha tomado como verdades y viceversa.
Y esto ¿por qué?. Pues porque la mente y la ciencia tienen un límite para que la inteligencia no sea juguete de su misma ilusión. Y ese límite, lo pone DIOS, Espíritu Superior de todo el orden establecido.
Si el hombre pudiera conocer de golpe todo lo que encierra el Universo y que desconocemos, creo que hasta podríamos volvernos locos, por falta de asimilación.
Pero también creo que a medida que el hombre va haciéndose cada vez más espiritual, va adquiriendo facultades que no poseía antes, y al mismo tiempo va entendiendo cosas que antes no tenían explicación.
Por lo menos esto es lo que me ha pasado a mí.
Y ahora podrían decir lo de la edad y la experiencia. Con todos mis respetos, creo que la edad y la experiencia sirven para lo que sirven, pero no tienen nada que ver con el tema que aquí se trata.


Soy SEAM...
11 Diciembre 2007