lunes, 24 de diciembre de 2007

Los colonizados

Los colonizados son personas a las que los demás no han tratado bien. Son personas a las que alguien convenció de su ausencia de derechos. De su ausencia de libertad. De su ausencia de valor.

Generalmente les sucedió esto cuando eran niños, aunque algunos eran mayores cuando alguien les arrebató sus derechos. Cuando les colonizó, imponiendo su ley y su poder sobre cualquier resquicio de libertad. Y lo hizo con violencia. Con engaño. Con manipulación y...alevosía. Plenamente consciente de lo que hacía. Plenamente consciente del ejercicio de su poder.

A los colonizados, alguien no les explicó que las relaciones humanas son relaciones de poder y que es necesario un equilibrio para poder relacionarse de forma razonable. Y que ese equilibrio lo pueden romper los demás, a sabiendas, o lo pueden romper ellos mismos.

Tampoco nadie les explicó que los colonizadores tantean. Tantean sibilinamente hasta dónde pueden llegar. Tantean para averiguar los rincones del alma por donde colarse y por donde colonizar. Tantean el dolor y la culpa. Tantean la debilidad. Tantean el idealismo...y la falta de visión. Y por allí se cuelan. Y se hacen fuertes.

Tampoco nadie les explicó que a la realidad hay que mirarla de frente. Y que en esa realidad se encuentra el mal. Y se encuentran los colonizadores. Y que tienen que detectarlos. Y que tienen que luchar. Y que esa lucha, generalmente, si es un poco tarde, es a muerte. Porque si no, perderán su libertad y perderán su propia estima. Y entonces, quedarán a merced de los colonizadores.

Y éstos saben muy bien cómo manejar y cómo manipular. Para mantener su colonia. Para mantener su poder. Sobre sus víctimas.

Tampoco nadie les explicó que una vez colonizados, es difícil conquistar la libertad. Pero no es imposible. Para ello, hay que mirar de frente. Con valor. Con astucia. Sobre todo, sin victimismo. Para dejar de ser colonizado se requiere, casi, una única cosa. Dejar de ser víctima...para empezar a ser superviviente...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

UNAS PREMISAS

Electra, has expuesto un tema que tiene muchísimo que comentar y muchísimo que exponer.

En estos momentos solo voy a exponer cuatro cosas sobre lo que yo considero como las bases del principio de este tema.
Para saber lo que esto, hay que saber quienes son los colonizadores. Son unos casi entes, que están en esta vida con una misión determinada, y esa misión es: Hacer el mal. Así como suena.
Tienen unas premisas marcadas que tienen que desarrollar, y cuanto más daño hagan se sienten mejor, porque también mejor han cumplido su misión.
1º tratan de incorporarte a su "carril", y si ven que no es posible, despliegan sus armas y al principio, con buenos modos, son capaces de hacer tanto daño, que cuando te das cuenta estás, eso, hecha una "piltrafa" y colonizada. Lo peor es que aunque te des cuenta ¿cómo sales de ese agujero?. Son maltratadores de nacimiento. te maltratan psíquicamente, moralmente y espiritualmente. Todo ello se junta en tu organismo y se forma una mezcla que llega a convertirse en maltrato físico, y para cuando esto ocurre, ya estás metida en el agujero. Luego es muy dífícil salir (aunque no imposible) y hay mucha, muchísima gente que se queda en el intento.
Ahora, y perdona Electra que no esté de acuerdo contigo, pero lo que nunca se debe, con estos personajes es ir de frente, porque si te ven y se dan cuenta, ya te puedes proteger, porque si no te arrancan, además de a tí, lo más preciado que tengas, de tiempo, valor o vida: y en tu vida hay "cosas" que tienen un valor inmenso.

Hay un refrán castellano muy sabio que dice: "líbreme Dios del agua mansa, que de la corriente me libro yo". Pues tal cual. Normalmente todos los colonizadores tiene el aspecto del agua mansa, y algunos casi casi, angelical. ¡Ojo con ellos!. Hasta puedes tener o vivir con un colonizador a tu lado, y no haberte enterado.

Estos días me voy de viaje. Cuando vuelva traeré algo más sobre el tema, porque es muy interesante y tiene muchas cosas que comentar. Si ha lugar, claro está.

AÑO NUEVO libre, sin colonizar.


Rocío del Alba.
26 Diciembre 2007

Anónimo dijo...

OK Electra .Muy interesante este artículo , igual que todos los que propones . Y un mensaje importante en todos los casos . HAY QUE DEJAR DE SER VICTIMAS .... Y SALIR ADELANTE con la cabeza alta y con la determinación de que cada uno somos únicos , supervivientes ( como dices ) y .... eternos .Un saludo y gracias .

Fdo.- Argonauta.

Anónimo dijo...

Me voy a permitir hacer otro comentario.

En un rato de ocio y viendo un programa de televisión, escuché hoy una frase que decía: "Algunos de los enemigos, los fabricamos nosotros". Trasladado a los colonizadores, se puede aplicar perfectamente.. Si no aparecemos en su vida, no se meten con nosotros. Esto es obvio, pero no real. Por tanto hay que aceptarlos, pero sabiendo que tienen gran poder sobre nosotros, y ese poder lo utilizan manipulando tus sentimientos con plena consciencia del daño que hacen.
El papel de los colonizados, lo has explicado perfectamente en tu trabajo, Electra. Solo que con una acepción distinta, y es que ese papel se les asigna desde que nacen. Aquello de que:
-Tú no sabes...
-Tú no hables...
-Tú no entiendes...
-Tú eres pequeña...
Y te acostumbras desde ya, a que los demás te manejen. Y ahí es donde creo que tiene razón la frase de la televisión.

Llegados aquí los colonizadores se dan cuenta de que tienen el terreno abonado para urdir sus malas artes y caemos sin remisión en sus redes.
Cuando te das cuenta, si es que te la das, tratas de ponerle remedio y sobrevivir. Pero soy de la opinión que cuando menos se den cuenta ellos, mejor, porque entonces juegas con las mismas armas que ellos y para cuando vuelvan a intentar manipularnos y ejercer su poder contra nosotros, se encontrarán con una sorpresa: el muro de protección que nos hemos creado y contra el que, con suerte, no podrán derribar.
Y luego (Y no antes) es cuando si podremos ir de frente y enseñar al mundo nuestra verdad y la maldad y el engaño del que hemos sido víctimas. Entonces, y solo entonces recupera remos el valor y la libertad.

"La libertad es un valor que llega a hacerse costumbre. Derriba los muros de la manipulación. Y si la manipulación es terrible, siempre nos queda la bandera de la libertad, desplegada, ante cualquier situación insostenible".


Rocío del Alba
2 Enero 2008

Anónimo dijo...

Los colonizadores que llamáis, podrían ser espíritus encarnados en el mismo mundo que estaban antes, sin adelantar en su camino hacia Dios. Es una especie de castigo por emplear mal las existencias en la esfera que conviene a su naturaleza .
Son espíritus encarnados otra vez en la tierra, donde ya estuvieron antes y faltaron a su misión y a sus pruebas.
Se acostumbran a este modo de comportamiento y no se plantean, mientras están en este mundo, que el castigo que están sufriendo puede ser eterno (Entendiendo por eterno lo que se entiende en el mundo de los espíritus, sin fechas, sin tiempo y sin maneras). Por eso hacen su trabajo y su misión en este mundo sibilinamente.

Lo mejor, según mi teoría, es deshacerse de ellos para siempre, en cuanto te des cuenta de quienes son. ¡Son peligrosos!. ¡Muy peligrosos!.

Rocío del Alba dice que hay que jugar con las mismas armas que ellos.
Electra dice que hay que ir de frente con ellos.
Argonauta dice que hay que dejar de ser víctimas.
Yo digo que ¡cuidado con ellos!. Son espíritus encarnados ¡muy peligrosos!.


Soy SEAM...
3 Enero 2008

Electra dijo...

Este pequeño trabajo estuvo motivado por unas declaraciones que ví en un periódico relativas a que en todo hombre (incluso en los más reconocidos criminales) hay algo de bueno. A esto se le llama creer en el hombre.

Para mí, esa visión del mundo es idealista. Para mí, demuestra tener falta de visión...o de experiencia.

En la naturaleza humana se encuentra lo mejor y lo peor. Lo bueno y lo malo. El hombre es el único animal, el único ser vivo en la naturaleza, que disfruta con el sufrimiento de otro. Que obtiene placer de ello y que obtiene una sensación de poder.

Ignorar este hecho, ignorar lo que somos y lo que son los demás, es, para mí, ingenuidad.

Somos una máquina de emociones, pensamientos, deseos y acciones positivas y negativas. El balance entre lo positivo y lo negativo depende, entre otras cosas, de nuestra voluntad.

Creo que esto lo entienden bien en algunas filosofías y religiones orientales, enfocadas al trabajo interior y al dominio de las pasiones y de las emociones.

Lamentablemente no comparto "poner la otra mejilla". Abogo por la defensa propia, por la negación de ser víctima y por la lucha por ser superviviente. Cuando sea necesario.

Por último, decir que creo en el hombre, pero reconozco la inmensidad y complejidad de su naturaleza. Desafiante, apasionante, humillante y...destructiva, entre otras muchas cosas.

Anónimo dijo...

Porque el hombre es el único ser vivo que tiene un espíritu inteligente.

No somos máquinas, Electra, somos, material biológico y una inteligencia pensante.


Soy SEAM...
4 Enero 2008

Anónimo dijo...

UN APUNTE PARA SEAM

Seam , no estoy muy de acuerdo con lo que dices ya que , en mi opinión , todos los seres vivos son inteligentes , unos más que otros , pero casi solo el ser humano puede llegar a comportarse de maneras indignas o hacer daño conscientemente a los demás , es decir , casi de una forma profesional o casi como vocación.Los demás seres vivos solo hacen daño en contadas ocasiones y por necesidades de su propia naturaleza , no como oficio . Es así por suerte o por desgracia y , por eso , ante la maldad o la agresión hay que responder con todas las armas a nuestro alcance pero manejandolas inteligentemente para conseguir la supervivencia y el desarrollo armónico de nuestro cuerpo y de nuestro espíritu de la forma más honorable posible ya que esta es realmente la verdadera condición humana .
Tambien apuntar que , en mi opinión , hay muchos ... muchos seres vivos que no tienen material biológico como base y se desarrollan , crecen , se transforman ... y desaparecen ....y también son inteligentes . Pero esto no es un tema de discusión aquí ; es una opinión que no hace al sentido de la cuestión que comentamos de Electra y sobre la que ya opiné con anterioridad casi en total acuerdo . Yo , de todas maneras , solo pido que cualquier reacción ante un ataque ... sea verdaderamente HUMANA DE CONDICIÓN ... en eso radíca nuestra naturaleza , nuestra fuerza , nuestra razón ... y nuestra inteligencia .

Fdo.- Argonauta.

Anónimo dijo...

Argonauta, solo una puntualización.
Yo solo he dicho que el hombre, es el único ser vivo que tiene un espíritu, espíritu inteligente. Eso no quita para que haya otros seres vivos que sean también inteligentes. Y el material biólogico es lo de menos.
En tu dualidad de ciencia-religión (según he leído en otros comentarios de este blog), sabes que no necesariamente se necesita el material biológico, para eso está el periespíritu. Pero tienes razón en decir que ese es otro tema.

La maldad está muy extendida por el mundo hoy día. Lo que hace falta es que las personas la reconozcamos antes de que nos hayan lavado la mente. Y así, la mitad de la maldad desaparece.

Electra, pienso y defiendo que los criminales nunca tuvieron nada de bueno. Ya antes de nacer las válvulas de su corazón se oxidaron, y la sangre negra que salió de ese músculo, atrajo a los espíritus atormentados que hacían cola para encarnarse en un material biológico que duraría poco, y que sería deshechable. Ese es el eterno castigo al que me refería en el apunte anterior. Hasta el material biológico huele mal, y cuando es así, Argonauta ¿dónde está la condición humana?.


Soy SEAM...
5 Enero 2008

Poner el zapato para los Reyes Magos. A mí siempre me resulta sorprendente.

Anónimo dijo...

LA GUERRA de la VIDA

Perdonen todos los lectores pero este tema planteado por Electra es apasionante y no me resisto a dejarlo pasar sin insistir en mi opinión de comentarios anteriores . La vida , para el ser humano , es una guerra de supervivencia principalmente contra los propios humanos . Batallas y batallas sin cuento se libran a lo largo de la misma . Cada una es una historia que hay que ganar para sobrevivir al acoso de lo que Electra llama ¨LOS COLONIZADORES ¨y , en esa tarea hay que implicarse a fondo con las habilidades propias de cada uno , con sus argumentos ,con su formación ,con su autoestima , con la ley ,con la resistencia y la perseverancia , con la máxima inteligencia ...y con la máxima honorabilidad ya que estas son las armas propias de la CONDICION HUMANA . Otro tipo de respuesta sería caer en los mismos vicios que detestamos . Para ganar esas batallas hay que tener cada vez más desarrolladas las armas propias de nuestra condición ; de ahí la grandisima importancia que la formación contínua tiene para cada uno de nosotros ; formación espiritual , física , de conducta , profesional , artística , ....

Y un apunte final ; las batallas no se pueden rehuir , no se deben aplazar , hay que tratar de trasladarlas a nuestro terreno ... ya que casi siempre las descubrimos o las intuímos ... no nos cogen por sorpresa .

Muchas gracias .

Fdo.- Argonauta.

Electra dijo...

Estoy completamente de acuerdo con el comentario de Argonauta. Muchas gracias por haberlo expresado tan bien.

Anónimo dijo...

Mi amigo decia "No quiero que nadie tenga poder sobre mi."

Y estalló el debate.

Y tu familia?

Claro, mi mujer algo tiene, pero no mucho. Mis hijas no.

Y tu trabajo? Tus jefes?

Es una transacción comercial.Ellos piden, ordenan y yo actuo. Es evidente que si no estoy de acuerdo lo dejo.

Viendo la oferta en los escaparates de luces brillantes, no se activa tu deseo? tu interés?

Este, es uno de los puntos clave decia. Hay que ignorar el deseo, el interés que nos hace vulnerables.

Entonces, te protegerás con una coraza?

No, iré desnudo. Sin coraza, tampoco resquicios por donde puedan incidir los...colonizadores.

Si te acorazas evitarás riesgos?

Pero supondria encerrarme en mi mismo y yo quiero compartir.

Es una historia inacabada. Mi amigo siguió por caminos poco trillados. No sabria decir si como colonizador, colonizado o explorador de los caminos interiores. Perdí contacto.

Delta