sábado, 23 de febrero de 2008

Desde el otro lado del mundo

Somos pocos. Pero somos más de uno. Estamos del otro lado del mundo. Unidos. Expectantes. Ansiosos. De que alguien más pase al otro lado. De que seamos más. Algunos llevamos poco tiempo. Otros llevan casi ya una vida. Pero todos somos uno. En el otro lado del mundo.

El día que descubrimos que había otro lado, algo se nos despertó en la mente. Y en el alma. Y empezamos a idear estrategias. Para ver cómo había que hacer para cruzar. Parecía interesante. Había que descubrirlo. Había que intentarlo. Qué era la vida sin eso...Nada...un pedazo de tiempo y espacio.

Por tanto, había que intentarlo. Dimos muchos pasos. Hacia delante. Hacia detrás. De lado. Con volteretas. Intentamos despegarnos del suelo. Ideamos mecanismos de elevación. Ideamos artefactos de precisión. Y todo eso...falló.

Porque el otro lado del mundo...estaba en nuestra mente. Sólo ahí existía. Y para llegar hasta allí, no podíamos hacerlo con artefactos. No podíamos hacerlo con ayuda exterior. Teníamos que ir al interior.

Al interior de nosotros mismos. Al interior de nuestra mente y de nuestra alma. El viaje parecía sencillo. Bastaba con concentrarse...pero no...una vez que empezaba el viaje interior, los minutos se convertían en horas y las horas en días y los días en años...porque el centro de nuestro interior estaba lejos y el camino era mucho más inhóspito de lo que nadie imaginaba.

Los comienzos son siempre sencillos. Éstos también lo fueron. Pero de repente, sin previo aviso, te encontrabas con una selva, virgen, con miles de animales salvajes...y furibundos. Cuando habías logrado sobrevivir a eso...llegaba el desierto abrasador, la soledad absoluta, que nos hacía gritar desde el fondo de nuestro estómago y de nuestra alma. Esto también pasaba, porque estábamos empeñados en llegar. Había que hacerlo. No había marcha atrás.

Y después de miles de selvas, de desiertos abrasadores, de mares de pesadillas, un día, sin más, llegamos al centro. Llegamos a la calma. Llegamos a...encontrarnos con nosotros mismos. En nuestro centro. En nuestro verdadero interior.

Y desde ese centro...había una puertecita...abierta...para ir...al...otro lado del...mundo...y ya sin miedo, y con la mirada al frente, dimos unos pasitos para cruzar...

Desde el otro lado del mundo...los hsien te saludan...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi querida Electra:

He de empezar confesando que no entiendo casi nada de lo que dices. Hablas de un complicadísimo camino, lleno de desiertos, selvas procelosas, obstáculos y sufrimientos inimaginables. Parece ser que es el camino que necesitamos recorrer para llegar a nuestro interior. Para lleger a nosotros mismos, a nuestro conocimiento. Despùés dices que, alcanzado ese punto, allí hay una puertecita, quien sabe si preludio de nuevos horrores.

No entiendo, pero discrepo. Para mí, el camino hacia nuestro interior es muy fácil de recorrer, si se desea hacerlo. Lo que sucede es que es muy probable que no nos guste lo que veamos; es decir, a nosotros mismos. Lo peor, sin embargo, es que, como he sostenido ya muchas veces en estas páginas, poco o nada podremos hacer para modificarlo.

Los hsien no me dicen nada. Al leer la nota aclaratoria me han venido a la cabeza, no sé el porqué, los siete enanitos de Blancanieves.

¿Cuándo vas a cambiar la desvaída figura que preludia tu página? La anterior debe parecerse más a ti.

Anónimo dijo...

EL OTRO LADO DEL MUNDO

Como decía un famoso escritor ¨no hay otros mundos , están todos en este ¨. Viene esto a cuenta de tu título ; debemos mirar desde este lado del mundo ya que es el que está a nuestro alcance ; lo demás son teorías falsas , sofismas y falsas esperanzas . Coincído por tanto con Anónimo en su comentario. Debemos esforzarnos en conocernos y hablar desde ese conocimiento , que siempre será así , actual ,verdadero , razonado y sin influencias de otros o de falsas teorías o de supuestas religiones ... o de antíguas creencias ( taoistas , por ejemplo ) que , ahora , no se sostienen cientificamente , tal como las cuentan . Mismo la ciencia actual explíca sin rubor que para qué creer en varios Dioses si uno solo es suficiente y lo podemos hacer tan poderoso como cada uno crea ....El viaje interior a uno mismo hay que recorrerlo con los medios que tenemos hoy que es cuando vivímos y no desdeñar la presencia de un Dios Todopoderoso que está aquí con nosotros y que representa nuestra esperanza , amparo segurídad ... y guia de camíno .

Una nota ... a mi también me gustaba más la enseña de página anterior.Transmitía más ensoñación , pensamiento ,... y más fuerza .

Fdo.- Argonauta.

Electra dijo...

Nota aclaratoria:

he tratado de reflexionar aquí sobre el camino que propone el taoísmo, teniendo en cuenta que es una tradición espiritual china con una considerable carga mística.

Yo no estoy de acuerdo ni en desacuerdo. Simplemente existe y simplemente trato de reflexionar sobre ella.

Para mí sí existen dos lados del mundo. Aquél en el que nos encontramos casi todos, vinculados con el mundo tal y como lo percibimos, cargados de apegos, emociones y sentimientos, que hacen que veamos la realidad de una determinada manera. Existe también el otro lado, aquél en el que se encuentran aquellos pocos que han sido capaces de desvincularse del apego, de las emociones y de los sentimientos, y que simplemente observan, y deciden, son ellos los que gobiernan sus emociones y son ellos los que gobiernan sus sentimientos y no al revés. Es ese lado del mundo el que me interesa, porque es la meta del desarrollo de un individuo (para mí). Ser capaz de ser objetivo, sin perder su humanidad. Es eso mismo lo que trata de decir el taoísmo.

El taoísmo es el camino que tiene que seguir un individuo para poder llegar a ser un hsien, un hombre sabio.

Es una doctrina profundamente espiritual, con un centro muy claro, el tao. El tao es lo incondicionado e indiferenciado, lo infinito y eterno, lo inefable, lo absoluta y supremamente real que comunica a todas las cosas lo que éstas tienen de realidad. Es la verdad y el Ser único.Es comparable a Jesucristo, en cuanto decía "Yo soy el camino, la verdad y la vida". El Tao es para los taoístas, esto mismo: Camino, Verdad y Vida.Incluso a veces se propone como lo homólogo a Dios.

En el tao se reconoce la dualidad de la existencia, el yin y el yang, y de lo que se trata es de lograr la armonía, de trascender esa dualidad, sin verse afectado por ella. Eso es la perfección, encarnada en la figura del Sabio o Inmortal, el Hsien. Es el hombre por excelencia, el ser humano que ha hecho realidad en su vida la verdad del Camino, que vive armónicamente inserto en el orden universal y totalmente identificado con el Tao.Se encuentra más allá del bien y del mal.

Bueno, pues para recorrer ese camino, como dice mi querido Anónimo, es necesario encontrarse consigo mismo y los animales furibundos, selvas, mares, etc. que encuentras son aquellas cosas que no te gustan de tí mismo. Y es difícil reconocer aquellas cosas que no te gustan. También es difícil dar pasos hacia delante que implican cambios significativos en tu zona de comodidad. Pero bueno, el que algo quiere...

De eso trataba el artículo. No comulgo con el taoísmo, pero me parece interesante su visión y su filosofía, en tanto en cuanto pueda aportar algo de luz al desarrollo personal.

Con relación a la imagen que me representa, me siento más identificada con ésta que con la otra. Ello no quita para que tenga su fecha de caducidad...le va llegando...es una representación de mi camino en la vida...

Muchas gracias por vuestros comentarios y por permitirme con ellos reflexionar y aprender...gracias

Anónimo dijo...

Si el TAOISMO proclama el Tao como centro fundamental del mundo y de la religión, y a partir de ahí se extiende al resto de la persona, de la religión, de.... ¿Por qué andar buscando por caminos laterales para llegar a ese centro?.

Yo creo que el mundo no tiene un lado y otro lado. Esos lados son los caminos del mundo. Caminos que para nada se parecen a las sendas del TAOISMO. Son caminos recios (que no salvajes) que salen de nuestro yo interior para recorrer la vida, y en esos caminos nos encontramos con muchos obstáculos, es verdad, que se pueden diluir con paciencia y sin pretensiones (eso si que lo razona bien el TAOISMO) para llegar hasta esa puerta que ve Electra, y que no está al otro lado del mundo; está en la parte que el mundo tiene de sobrenatural.

Yo tengo una idea más global del mundo. Un mundo que respete la naturaleza para que no tengamos que gritar por las piedras que se nos cruzan hasta que lleguemos, cada uno a su puerta. Pero es mejor que haya piedras, porque así tendremos en nuestra vida y en nuestro yo interno, actividad. Cosa que el TAOISMO no tiene. Por eso (entre otras cosas) considero al TAOISMO una filosofía estática, que sirve, sobre todo para formularse unas cuantas preguntas, pero actualmente, esas preguntas tienen pocas respuestas.

Si admitimos a DIOS como centro de nuestro mundo, el mundo sería un TODO-un TAO, que no puede dividirse en partes. En todo caso serían las personas que viven en él las que tengan distintas ideologías, o distintas formas, sin tener que pasarse de unas a otras.

Cada uno debe tener muy claro que persona es y que vida va a seguir para evolucionar a través de ese camino que debería llevarle a su fin primordial que es DIOS. Esa evolución se logra a través de la sabiduría. Y llegados aquí, los que más saben de eso son los HSIEN, pero en cualquier clase de cultura, instalados en nuestra vida y en el mundo sobrenatural.
En nuestro mundo están los hombres sabios, o los que fueron sabios. Y en el mundo sobrenatural están los otros HSIEN, es decir los dakini, los ángeles, o alguna otra entidad que en su día formó parte del cosmos y ahora juntó el Cosmos con el Universo para ayudarnos en nuestra evolución. Al menos eso, o algo así dicen los hebreos.

Hace poco tiempo leí la siguiente ¿afirmación...?
"Además de ser un individuo entre otros, eres también, en si mismo, un conjunto, una expansión de la conciencia".
Y digo yo ahora:
-¿Será la conciencia un camino a seguir en la vida?.

"Se trata de evolucionar en esta vida para llegar a la sabiduría cósmica. Y para evolucionar en esta vida se necesitan mentes cambientes con esquemas llenos de conocimientos".

Si me permitís un comentario sobre la libertad del hombre sabio:

"El sabio, también es esclavo de su sabiduría. Aunque todos deberíamos evolucionar a través de la sabiduría. Pero también la sabiduría coharta nuestra libertad".


Rocío del Alba
27 Febrero 2008

Electra dijo...

Al taoísmo se le suele conocer como una de las religiones más místicas, en relación con la naturaleza, que existen. Se le ha llegado a denominar "mística de la naturaleza".

Lo fundamental en la doctrina taoísta es el estudio del Universo, asi como del lugar y función del hombre en él, junto con todos los fenómenos y criaturas. Existe una visión contemplativa y totalmente respetuosa de la naturaleza, ya que el Tao se encuentra en ella. El Tao lo es todo. Es el Tao el que susurra en las hojas de los árboles cuando son mecidas por el viento, Es el Tao el que canta en el trino de los pájaros, es el Tao el que borbotea en el murmullo de las fuentes, es el que calla en el silencio de las altas cumbres o en la inmensidad de los desiertos.

De hecho, en el taoísmo se insiste en el estudio de la naturaleza, existiendo una postura reverencial hacia las fuerzas misteriosas del orden y la armonía de la naturaleza.

Os recomiendo el libro "La luz del Tao" de Antonio Medrano.

Os copio el nº 25 del Libro del Tao, del Tao Te King:

"Antes de la formación del Cielo y la Tierra,
Había algo indistinto y caótico.
Tranquilo, silencioso, impasible;
Permanece solo y no cambia;
Circula por doquier y no se cansa
Se la puede considerar la Madre de todas las cosas.

No sé su auténtico nombre;
Pero la designo con el nombre de Tao.
Si tratamos de definirla, habrá que calificarla de "Grande".
"Grande" significa avanzar;
Avanzar significa alejarse:
Alejarse significa volver.

Grande es, pues, el Tao;
Grande es el Cielo.
Grande es la Tierra;
GRande es también el Rey.

Hay cuatro grandes cosas en el Universo,
Y el Rey es una de ellas.
El Rey se rige por la Tierra.
La Tierra se rige por el Cielo.
El Cielo se rige por el Tao.
Y el Tao se rige por sí mismo".

Anónimo dijo...

Dicen que cuando uno ha conseguido "llegar a su centro", "encontrase con su sombra", observarse y observar sin perder su humanidad...
ha de volver a empezar y empezar y empezar...así "hasta el infinito y más allá"...

De hecho es peligroso quedarse en el "haber llegado"...nunca se llega (me diden algunos a los que creo).

Llegar es sólo una parte del camino...

Por eso me gusta eso de Machado "Caminante no hay camino, se hace camino al andar".
Clara (!Claro!)

Nota:no conozco tu anterior imagen. Yo a esta la desmelenaría un poco y le pondría algo de color...!huuuum voy yo a desmelenarme y darme algo de color!.
FelizTaoDía

Anónimo dijo...

Clara de nuevo.

Hsien.

Ho Hsiang-Ku, la vírgen. "Es la única mujer entre los ocho inmortales.
Virgen por decisión propia vivía en la montaña... La protectora de las mujeres solteras".

¿Por qué parece que en muchas religiones sólo atribuyen el papel de "sabias/iluminadas/inmortales.."a las mujeres vírgenes (vírgenes bien por eleccíón propia o por decisión de otro)?.

Estoy cansada. Creo que no tengo nada en contra de la virginidad(siempre que sea una decisión propia) pero me cansa el concepto "diosa virgen".

Me quedo con una diosa de la Antigua Grecia poco conocida: Baubo, Yambe o Diosa de la Obscenidad.

Mi querida Ho Hsiang-Ku, si tu no nos proteges a las que decidimos NO ser vírgenes... nos protegerá la divertida Baubo y sobre todo NOSOTRAS MISMAS.

!Ah! y Olé por el Hsien afeminado!.

Saludos a las vírgenes y a los vírgenes, a las NO vírgenes y a los NO vírgenes, saludos a las diosas y a los dioses. (de nuevo sean o NO vírgenes).
Clara.

Anónimo dijo...

Perdón por hacer uso del blog otra vez. Solo dos cositas:

El TAOISMO podría o podrá ser una religión. En mi opinión es una cultura con grandes caracteriologías místicas, pero una cultura que tuvo, pero que ya no tiene, las mismas connotaciones.Todo lo que contemple como fondo o base la naturaleza, lleva a la meditación y al misticismo.
Yo me refería al TAO como centro de todo lo que contemplas en tu comentario, Electra.
Por cierto que bien leido, lo que hiciste es un canto a la naturaleza. Alguien que firma como Ilusión en estos comentarios, escribe poesía. El TAOISMO, por lo que tiene de místico, se merece una buena poesía.
De todas maneras, lo que dice el libro del Tao te king, lo dicen todas las religiones, solo que con inclinaciones más profundas al Cosmos y al Universo que a DIOS.

Y otra cosita:
Si el Tao es algo grande. en nuestro idioma el concepto de grande es un comparativo de "Mayor".
Y si DIOS es lo mayor del cielo y de la tierra, también será lo mayor de lo que forman los dos juntos: La energía del Cosmos que flota en el Universo. Que al final es lo que dice de alguna forma el TAO:
Solo necesitamos al Rey. Y ¿Quién es el Rey?. El que más manda en el cielo y en el Universo. Y ¿Quién es el que más manda ?. Yo creo que es el más Mayor y el más grande. Y ¿Quién es ese?. Alguna entidad ... ¿DIOS como su centro...?. Pregunto yo.
Luego el TAOISMO tiene algo que ver con ... A lo mejor es una barbaridad, pero a lo mejor Argonauta lo explicó perfectamente.

Por eso digo que esta ¿disciplina? plantea muchas preguntas, pero ¿y las respuestas?.


"Cuando la mente propone una pregunta, es porque debes encontrar por tí misma la respuesta. Si no es así, algo falla. ¿Será la mente que no procesa bien la información, o será que uno no sabe procesar la información para esa respuesta?".

Piensen y luego quédense con la religión o con la naturaleza. O con la naturaleza y la religión. O con ...


Rocío del Alba

29 Febrero 2008

Anónimo dijo...

Se me olvidó un apunte.
Hasta lo que yo se,. Según las culturas africanas, las mujeres vírgenes tienen una energía más ¿limpia? que las otras. Por eso participan en cosas que no pueden las demás.
Según parece, hoy día esto es ciencia. Si repasan un poco las tradiciones, esto se encuentra escrito en muchas de ellas.

Rocío del Alba
29 Febrero 2008

Anónimo dijo...

LO MÁS NATURAL

De todo esto se bien poco, pero puedo colaborar como poeta. Y ya que Rocío del Alba lo insinua. ¿Por qué no?. Aquí tenéis mi pequeña aportación al tema.

LO NATURAL
Dios con lo natural
y lo natural belleza,
la belleza ordena el cosmos
¿Dios, o la naturaleza?.

El cielo para las aves
el agua sacia la tierra,
los dos crearon juntitos
la Madre Naturaleza.

Y así las fuentes callaron
y en los desiertos las piedras,
el sol pegó su regalo
y el misticismo, pureza.

Fdo:Ilusión
4 Marzo 2008

Anónimo dijo...

La verdad es que yo también me hice un lío con tu tema Electra, supongo que no tanto por el tema, como por mi desconocimiento. No se nada del Taoismo y con este lado del mundo tengo mas que suficiente.

Los matemáticos son capaces de definir perfectamente una dimensión, dos dimensiones, tres dimensiones y luego extrapolan hasta n dimensiones, increíble. Y como menciona Argonauta, todas estas dimensiones, mundos, encima están en este.

Esta dimensión en la que creo que vivo, ya es bastante complicada de por si. Luego he leído que en el otro lado del mundo, otra dimensión?, no existen las emociones y se está por encima de esas cosas. Bien, no me es fácil renunciar a los sentimientos por propia voluntad. Por ahora estoy convencido, o casi, de que precisamente el sentir nos hace mas humanos, y con ello, tal vez superiores. En la práctica creo que en este lado del mundo, el estar por encima de las emociones, en el mundo de las decisiones, prescindiendo de sentimientos, persiguiendo objetivos, económicos por ejemplo, no puede ser bueno para el individuo. Ni para el que decide, ni el otro, aunque éxitos temporales maquillen los resultados. Lo que hoy parece fundamental, mañana produce risa. El apego, el sentir, apreciar, amar, envidiar, odiar... me hacen sentir vivo.

Si traspaso esa puerta, quiero que sea por curiosidad, como turista y con posibilidad de regresar, si me apetece.