domingo, 1 de marzo de 2009

Egoísta

Soy Egoísta. Con mayúsculas. No tengo ningún pudor en reconocerlo. En decirlo y en escribirlo. Delante de todos. Delante de todas. Soy Egoísta.

Nací así y así crecí. Pensando sólo en mí mismo. Pensando únicamente en aquello que era bueno para mí. Y así llegué hasta aquí. Y pienso seguir así el resto de mi vida. Nada me hará cambiar de opinión.

No me interesa el resto del mundo. No me interesan los problemas de los demás. No me interesan las alegrías de los demás. Los demás, son un borrón en la existencia...los utilizo a mi voluntad. A mi capricho.

Los manipulo para mi deleite. Para mi total y absoluto gozo. Para mi propio beneficio. Nunca me he puesto en el lugar del otro. ¿Qué es eso?. Tengo bastante con ponerme en el mío propio.

Seguro que leer esto te suscita desagrado. Sentirás incluso desprecio. Pero...no te equivoques...tú también eres como yo...solamente que...yo lo reconozco. Yo sé quién soy. Lo vivo y lo acepto...y por tanto, me muestro ante tí...tal y como soy...

¿Osas despreciarme?...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

El egoismo está en la estructura básica genética de la lucha por la vida de todo ser vivo .Esto es sano y necesario . No hay vida sin egoismo ya que la vida es individual e intransferible .

Otra cosa es el egoismo estructural y desmandado del aprendizaje utilizado como arma fundamental para crecer y prosperar a costa de los demás .

Este último hay que ponerlo aparte y hacerlo tambien con quienes lo practícan .

Y tú Electra ¿ donde estás ? .

Fdo.- Argonauta.

Electra dijo...

En el campo del egoísmo...no sé donde me encuentro. Y supongo que, dependiendo de la idea que tenga cada uno de lo que es ser egoísta, para cada uno yo seré más o menos egoísta.

No se puede caer en la trampa del sacrificio, es decir, que si no te sacrificas por el otro, eres egoísta.

No se puede caer en la trampa del si me quieres, es decir, si me quieres, harás esto o lo otro. Si no, eres egoísta.

Siempre procuro estar en el centro de mis decisiones, de lo que me interesa y de lo que no me interesa. Y no me dejo manipular por las circunstancias. Esto, a veces, puede ser interpretado como egoísmo.

Tengo claro que no utilizo a los demás en mi propio beneficio. En todo caso, se trata de lograr acuerdos para que dos o más crezcan. Y si no hay acuerdo, no pasa nada. Pero no forzar acuerdos para perder.

Y...no sé...creo que, como dices, es sano y necesario, cultivar un egoísmo...sano y necesario...

Anónimo dijo...

Creo, como escribís, que hay que tener ese toque de egoísmo, pero no sólo de egoísmo.

Como en una ensalada, el ser humano, tiene su composición, mar, montaña o huerta y... otras claro. Que buenas que están!
El aliñado, ha de estar equilibrado y aun así no necesariamente se acierta el punto ni el momento del comensal.
El toque de sal, el de vinagre, el aceite, una salsa,...

No creo en el egoísmo absoluto, seria insoportable, pero en momentos se te puede ir la mano echando sal, el vinagre es demasiado fuerte, demasiado débil.

El entorno marca, condiciona, equilibra el gusto y los aliños. Si en ese entorno no encuentras el gusto y eres capaz de analizarlo, tal vez también podrás cambiar, cambiarlo o cambiar de entorno.

Delta

Electra dijo...

Me ha encantado tu comentario, Delta. Gracias

Anónimo dijo...

En una palabra: Egoismo es lo que lleva a uno a desentenderse de los demás, por el bien particular y personal de uno mismo.
Egoista es la persona que practica a ciencia cierta estos "principios".
la demasiada falta de interés por los demás, provoca en parte la depresión que afecta a la gente del mundo.
Se puede hacer un esquema bastante sencillo con las tres clases de Egoismos, que a mí parecer afectan hoy día al mundo:
1º Egoismo Físico. es el que manifiesta la gente cuando sus intereses están comprometidos. Primero soy yo, después también soy yo y por último, soy yo la que importo, para mí y para mi trabajo. Los demás ni siquiera figuran en mis esquemas. Solo tengo un esquema en mi mente que es el esquema de mando; y para conseguir mis fines utilizo los mejores medios que tengo a mi alcance, aunque sean injustificables.
2º Egoimo Moral. Es una doctrina Ético-Filosófica que dice que las personas deben tener la normativa ética de obrar para su propio interés. Sin embargo permite realizar acciones que ayuden a otros, pero con el fin de que el ayudar, nos de un beneficio propio y provechoso.
El Egoista Moral es soberano de si mismo. Tiene como realidad su propia existencia y está vinculado a la moral del subjetivismo radical.
3º Egoismo Biológico. Es una forma primitiva y casi animal de las personas egoistas. Es la tendencia de un organismo hacia su propio bienestar a expensas de los demás. Y según dicen ellos, llevan a su máximo desarrollo el concepto que tienen de "Biología Evolutiva".

Bien, creo que con esto se deben tener muy claros los conceptos de Egoismo y Egoista. Y con ninguno de ellos se prctica aquello del "Principio de la Ley Natural" que debe regir la vida de toda persona, tanto en el aspecto material como espiritual.
Ahora, también hay que tener presente y desarrollar todo lo que nuestra conciencia permita, ese grado de egoismo que no molesta a los demás y que al mismo tiempo nos ayuda a conseguir las metas de nuestro proceso evolutivo.
Y también ahora habría que preguntar al personal. Una vez sabido y analizado ésto:
Nosotros ¿en qué grado de egoismo estamos?.
Nosotros mismos también deberíamos saber respondernos.

"Cuando la realidad de una persona no se corresponde con su desarrollo habitual, la personalidad acaba cediendo y anulando a la voluntad. Llegados aquí, el Egoismo hace su aparición: ¿Con qué medios? y ¿Con qué fines...?".
Ahí está el quick de la cuestión.

Rocío del Alba
20 Marzo 2009